Las amistades

amigaaaaaaaas

El día en que mi mejor amiga vino a Santiago se me vinieron a la mente muchas personas que fueron grandes amigas y que por cosas de la vida ya no lo somos, así que me puse a pensar en quienes fueron y como fue que nos separamos.

Soy una fiel creedora de lo que dijo nuestra amiga Calicó ayer en su post de que la vida es como un tren donde hay gente que se sube y viaja con nosotros durante un tiempo y luego se baja y la vida continúa, hay algunas perdidas que nos duelen más que otras y las amistades son parte fundamental de nuestra vida.

Nunca he sido de numerosas amigas, yo creo que las cuento con los dedos de la mano, desde la básica a sido así.

Entre los 10 y 13 años en cada curso tenía una amiga, que era mi compañera de banco, con quien pasaba los recreos. Después a los 13 años en octavo tuve un grupo de amigas y amigos que eran como los más eruditos del curso y eran bastante entretenidos, nos juntábamos después de clases o los sábados a ver películas, a cocinar, no éramos de carretiar y tomar, era un grupo de otra onda y lo pasaba súper con ellos, pero me pasaba que no tenía ninguna “amiga” real dentro de ese grupo, más bien eran compañeros con quienes lo pasábamos bien, pero uno siempre necesita una persona especial de apoyo y de tonteras.

Casi terminando el año escolar conocí a M quien es mi mejor amiga hasta el día de hoy. Nos conocimos muy casualmente un día que nos dimos cuenta que vivíamos muy cerca y decidimos irnos caminando juntas a la casa, comenzamos a conversar y luego me invitó a irme con ella en las mañanas hacia el colegio ya que su padre la iba a dejar en auto. Una vez dentro de una conversación salió el nombre de un niño que había ido en el colegio y que a M le gustaba, yo le conté que a mi me gustaba su hermano mayor (y a M también) jajaja como éramos chicas esas cosas no nos importaba y hasta nos unía más el que nos gustara el mismo niño. Con el tiempo decidimos salir a la plaza después de clases (con la intención de ver a alguno de los dos hermanos ojos azules). Pasamos muchas estupideces juntas y con ella desde el principio sentí una conexión súper grande, era una alma gemela perdida y la encontré.

Cuando terminamos la básica y empezamos la media nos separamos de colegio, conocimos a más gente y ella se hizo amigas de unas mellizas que iban en su colegio y vivían muy cerca de nosotras, así que empezamos a salir las cuatro. La afinidad también se dio muy rápido con ellas, era entretenido salir por las tardes o por las noches, conversar y reinos de todo, aconsejarnos y pelar al mundo.

Cuando M se fue a Concepción por el trabajo de su papá de verdad pensé que sería el fin del mundo, por suerte tenía a las mellizas para apoyarnos, me hice muy amiga de Clau, ella era muy parecida a mi en todo sentido. Hicimos taaantas toneras en el Preu juntas hasta que C quedó embarazada (esa historia tengo que contarla algún día, es muy buena) y con N (su hermana melliza) quedamos acá en Santiago solas.

Fuimos juntas con N a la U, estudiamos lo mismo y fuimos amigas por mucho tiempo, pero en la U uno conoce mucha gente, hicimos un mismo grupo bien grande, donde conocí amigas que lo son hasta el día de hoy, obviamente con cierto distanciamiento por cosas obvias de la vida cotidiana, pero dentro de ellas estaba la Kim, ella me habló el primer día de clases y preguntó si se podía sentar adelante de nosotras con la N. Desde ese día fuimos muy amigas, muchas veces las clases no nos coincidían, a veces nos distanciábamos y luego volvíamos a juntarnos y ya después de salir de la U un día X me habló de la nada y de ahí no paramos de hablar desde hace ya unos tres años. Hacemos juntas mensuales ya que vivimos y trabajamos lejos, entonces no podemos vernos todos los días, pero vez que podemos tomamos once o salimos a carretiar.

Hoy en día tengo amigas contadas, pero buenas. Obviamente sigue siento M, con las mellizas ya no somos amigas como antes por cosas de la vida, nada en particular, la Kim es también mi gran amiga, hay dos niñas que son del grupo de amigos de mi pareja las cuales nos hicimos muy buenas amigas que si bien no hablamos todos los días cuando lo hacemos sentimos que siempre ha sido así y eso me encanta, mi grupo de Discípulas para mi es un apoyo muy importante, creo que ellas han encajado muchas cosas en mi sin que se den cuenta, han hecho que aprenda a quererlas y a tolerarlas y hasta aprender a querer sin importar lo que hagan o digan.

Quizás en 10 años más ninguna de las que nombré seguirá en mi listado de amigas, pero lo importante es que hoy lo están y me hacen muy feliz.

 

Anuncios

11 comments

  1. Para mí el tema de las amistades es TEMA… toda mi infanci/adolescencia tuve las mismas amistades y éramos de esos inseparables, actualmente con de esos amigos me quedan 2 ó 3 con los que mantengo contacto constante y es como si nunca nos hubiésemos separados.
    Soy una persona difícil de hacer amistades, un tanto desconfiada y reservada, por lo que me cuesta expresar mis emociones y abrir mi corazón… pero cuando encuentras LA persona con quién hacerlo es genial, por el momento creo que tengo 2 amigas de esas a las que no tengo problema en contarle mi vida y mostrarme tal cual soy… pero esos de siempre te dejan una huella en el ❤ imborrable

    Me gusta

    1. Sii te entiendo harto Furti por que soy igual, por lo mismo tengo pocas amigas y cuando hablo de amigas es quienes cuando estoy en mis peores y más débiles momentos correr a ellas y saber que me van a apoyar, por que también me cuesta mucho confiar y contar lo que me pasa.

      Me gusta

  2. Uno debe aprender a diferenciar amigos de conocidos. Los amigos son pocos y buenos, generalmente, en cambio los conocidos son muchos más….con los que quizás carreteamos, etc…pero no quiere decir que sean amigos. Eso lo aprendí….yo era de las que era amiga de todos y me llevaba alguna que otra decepción….en fin…..tengo la dicha de que las amistades que me acompañan ahora son lo máximo

    Me gusta

    1. Sii hace bien separar a los amigos de los conocidos, también lo aprendí hace poco después de unas cuantas desilusiones, pero son cosas que tenemos que pasar para pegarnos alcachofazos jajajaja y aprender a distinguir!

      Me gusta

  3. Awww, una con el tiempo se va poniendo más selectiva, a medida que vamos ganando seguridad en la vida. Y es importante entender que la gente va y viene, la teoría del tren es la mejor!!! Muy gráfica y bonita.
    A ti jamás te faltarán los buenos amigos, eres linda y luminosa así bien de adentro como le llaman jajaja, y la gente nota eso 🙂

    Me gusta

    1. Luminosa de adentro deci tu? jajajaja
      Si la teoria del tren es genial, cuando la leí explicó muy bien lo que siempre he creído y lamentablemente la vida es así, lo bueno es rescatar esos buenos momentos que uno vive o vivió con esas personas!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s