Cuento

Microcuento: Una química palpable

032ebe77920a899f5e761f57bc6ae57b

La conoció en una fiesta, su mejor amigo la había llevado y el había quedado completamente flechado, él siempre fue bueno para quedar completamente flechado de inmediato, muchas veces le había pasado lo mismo, flechazo, sentimientos grandes de inmediato, pololiemos a los pocos meses y terminemos en unos cuantos más y ya estaba bastante frustrado con todo eso, estaba soltero hace mucho tiempo (años) y no quería cometer errores esta vez, quizás estaba pagando algún karma anterior, cual de todos es el que no sabría decir. (más…)

Relatos de Pepa: Llamados inesperados

adaf650e0cdd51e38dfa639ab0d02a55

La situación era la siguiente, debía escoger un atuendo para esta noche, no sabía si ponerme falda o pantalón, quería ir linda, quería que el me viera y quedara extasiado con mi belleza, me miraba al espejo una y otra vez, no sabía que ponerme, no sabía como peinarme ¿me pinto o no los labios? ¿cómo lo voy a saludar?, con un beso en la mejilla obvio me respondí golpeándome la cabeza. No debería estar tan nerviosa, es una simple cita, siempre me ha cargado esto de las citas, es extraño porque en el momento cuando ya lo estoy pasando bien me encantan, pero el antes lo odio con todo mi ser, eso de juntarse y el que pasará. (más…)

Relatos de Pepa: Un nuevo comienzo

Amigas y amigos Meg me invitó a colaborar con su blog y la verdad es que siempre he escrito relatos y nunca me había atrevido a publicar, la idea es ir  aportando a la variedad del blog con los relatos de Pepa que tendrá muchas aventuras, espero que la acompañen.

f9ab31baf8f2b473c90f009fa0f2622d copia

He decidido comenzar a contar una historia la cual no se si tendrá un final, no se cual será el capítulo 2 y menos se como despertaré mañana, mi nueva vida comienza con un término y no cualquier término, si no que el final de una gran historia de amor.

Hoy sería el día en que debería ir caminando de blanco hacia el altar, por lo contrario estoy sola llorando en mi habitación, tumbada con miles de pañuelos en la mano y la nariz roja de tanto sonarme, los ojos rojos e hinchados y para que decir cuantos kilos he bajado. Se que la vida no se terminó, pero pareciera que para mi si, mi vida era el, mi vida se complementaba con el y ahora “él” mañana comenzará a disfrutando de nuestra luna de miel con otra ¿podría ser mi vida peor?

Hay una gran canción que me ha ayudado a sobrevivir estos días dice algo como “de amor ya no se muere”, y es verdad no estoy muerta, aún respiro, aún pestañeo, pero no estoy viviendo, estas semanas he tratado de sobrevivir, tratar de despertar y pensar en que mi vida es buena, cuando en el fondo no lo es, cuando en el fondo se que mi vida era buena y ahora debo comenzar sola de nuevo, es aterrador.

A la mañana siguiente no tuve ninguna pesadilla y eso me motivó a despertarme con ánimos, tomé una ducha reflexiva y me mentalicé para que fuera un gran día y extrañamente si lo fue.

Estaba de cumpleaños una compañera de trabajo por ende todos después de la pega nos fuimos a un affter office cerca de providencia, era un lugar muy elegante el cual me obligó a tomar espumante para no desentonar, tengo la suerte de que puedo tomar todo el espumante que quiera y no me pasa nada, o por lo menos eso creía. Una mujer que está despechada hace cosas que jamás hubiera hecho estando en una relación estable y comprometida, esa noche olvidé todos mis valores y me dedique a tomar, tomar, conversar y fumar.

David es un compañero nuevo que llegó hace un par de semanas, era primera vez que salía con nosotros, conversamos de todo, de su vida de la mía de mi reciente desilusión amorosa y me contó que el pasó por algo parecido, sentí algún tipo de conexión por algún momento, hubo situaciones en donde nuestras miradas se cruzaban y sentí chispas, como hace tiempo no las sentía y me emocionó saber que no estoy muerta, que aún siento y mis chispas están más vivas que nunca. Decidí no dejar que mi mente me jugara malas pasadas, ya que mientras lo pasaba bien con el, paralelamente pensaba en mi ex, en lo emocionante que pudo haber sido nuestra boda y nuestra luna de miel, aunque hace varios meses no teníamos encuentros sexuales como los de antes, debió haber sido por el estrés de la boda o quizás simplemente porque ninguno tenía ganas, eso jamás lo sabré.

Todos se fueron temprano, pero con David teníamos ganas de seguir pasándolo bien, no necesitaba irme a mi casa a pensar y a llorar, quería seguir construyendo mi vida y esta era la oportunidad de hacerlo, tener mis amigos y mi vida sin que nadie la tire a la borda.

– ¿Te gustaría ir a mi departamento? Queda por acá cerca – Lo miré como no queriendo escuchar ni entender lo que decía, por un lado quería seguir pasándolo bien, pero por otro sabía a lo iba si decía que si.

Continuara…

Relatos Pepa. Pequeñas historias de Pepa y de como enfrenta situaciones que se le presentan, acompañen a Pepa a su viaje de vida

Cuento: Me rompieron el corazón

28dc542187ebeb629d34c1cc1d08d2fe

A mis 15 años todo se ve complicado, tengo una madre ultra protectora, la cual no entiendo y espero algún día entenderla, no le guste que salga hasta tan tarde porque siempre tiene miedo de que me pase algo, no la entiendo, soy una persona buena, nunca haría algo malo, aunque por un lado aveces no hace falta que me diga que lo hace para que no este tanto rato a solas con mi pololo, solo tengo 15 años y comprendo que tiene miedo que quede embarazada a temprana edad, pero ¿acaso cree que me acuesto con cualquiera?, (más…)