4 actitudes que dejé con los 26

247776__sky-air-balloon-girl-jump-mood_p

No las dejé de hacer por que me lo pidieron, si que no las deje de hacer por mi. 

Les pongo en contexto de mi personalidad para que entiendan un poco el por qué. Soy suuuuper impulsiva, habladora y buena pa pelear, o por lo menos lo era, porque habían ciertas cosas que desataban actitudes que no me gustaban, pero me costaba mucho controlarlas. Mi pareja fue mi gran ayuda y es que una vez pololeando con el me di cuenta que no puedo llegar y soltar palabrotas a otra gente por que si, sea el, sea mi familia o un desconocido y con ello aprendí a no tener actitudes que en resumen me terminaban dañando a mi.

Ya no me frustro

Creo que es mi karma por ser hija única, aunque nunca fui mal criada de típico denle-todo-lo-que-ella-quiera, pero obvio que gozaba de ciertos privilegios, además mis padres son bastante cuadrados en ciertas cosas y lo que se dice se hace. Actualmente o hace unos años atrás me di cuenta que me frustraba fácil y con todo, si un plan no resultaba, me frustraba, si algo no podía hacer, me frustraba (aunque fueran por razones de fuerza mayor), si me sacaban de mi esquema mental por ejemplo tener planificado el fin de semana y algo pasaba me frustraba tanto que sentía que el mundo se iba a acabar. Ahora con el tiempo aprendí a manejar eso, ya no me frustro con facilidad, no se como fue que pasó, creo que de a poco me puse más consciente de esta actitud y de lo mal que me sentía y de a poco la fui trabajando. Comencé con estar atenta a cuando pasara y a hablarme a mi misma de por qué me sentía así, luego me hacía razonar del por que cambio y me hacía entender de que sentirme mal solo empeoraría las cosas y me haría daño a mi. Ahora cada vez que pasa algo que cambia o algo no resulta todo mi cuerpo y mi mente ya están preparados y no hay frustraciones de por medio.

personas-que-aman-el-chocolate-12

Mi cara cuando me cambiaban los planes.

No me siento responsable de los momentos incómodos.

Si hay algo que odio en esta vida son los momentos o silencios incómodos y como no me gustan me sentía tan responsable de ellos que cuando pasaba me ponía a hablar como lora de cualquier cosa, tanto así que sentía que debía empezar a contar mi vida o problemas personales “para hacer sentir menos incómoda a la otra persona”, pero a al vez me sentía incómoda yo y era un desastre. Aprendí a que no soy la culpable de aquellos silencios, si ocurren ahora me quedo callada y que otro se las arregle, no es mi problema y no soy la responsable y eso me hace sentir más libre y mejor.

miedo-vida-1

No al enojo explosivo.

Cuando veo series gringas me dan risa porque dicen “estoy muy enojado y furioso” con cara de poker y no entendía como era eso posible. Cuando me enojaba era el diablo en persona, la rabia salía por mis poros y mi cara se transoformaba, me importaba un comino que los demás supieran que estaba así. Ahora odio eso y me molesta la gente que lo hace (ja?). Aprendí que los demás no tienen porque aguantar los enojos ajenos, si yo soy la que está enojada no los demás. Ahora soy al estilo gringo y digo “estoy-enojada” al estilo Droopy. Aprendí a tratar mi enojo a que no sea explosivo, si no más bien estar conciente de por qué me enojé y hablo conmigo sobre ello, lo analizó y mientras hago eso, la furia va disminuyendo. Creo que he aprendido mucho de mi haciendo esto, he podido conocer mejor mi interior y lo que me pasa.

TSwift-Tree-6

Un enojo explosivo cualquiera.

No decir cosas irientes.

Este punto va ligado con el anterior y es que claro al estar enojado y no poder manejarlo el vomito verbal sale como el vomito del exorcista, así solo y sin aviso y gracias a ello tuve varias peleas con familiares, amigos y pololo, obvio después estaba toda arrepentida y muchas veces el orgullo me mataba, mi lema era “prefiero pedir perdón que permiso” haciéndome la bacán, peeero me di cuenta que ya no quería eso, odiaba estar acostada antes de dormir pensando “no debí haber dicho esto”, “hice sentir mal a una persona” y la culpa terminaba matándome. Así que ahora pienso mucho lo que digo antes de hablar, cuando no se que decir por miedo a embarrarla prefiero quedarme callada y no pronunciar ninguna palabra hasta estar segura, bueno no es taaan así, igual a veces uno dice cosas que no filtra al estilo Patricia Maldonado, pero podría decir que de las 100 cosas que antes decía sin pensarlas ahora digo solo 5 y son de menor tamaño.

tumblr_lxnrb9spFm1r9w70so1_500

Por su puesto Kristen, eso era una mierda.

Mi idea con esto no es dejar de ser yo misma, si no ser yo misma pero 2.0, jamás quiero herir a las personas y si lo hago me siento tan mal que me odio por ello, así que decidí que la maduración  y el proceso hacía los 30 (aunque me quedan un par de años) tenía que venir de la mano con una personalidad más estable.

Anuncios

22 comments

  1. me pasó algo similar a esa edad o quizas un poco después, yo también me enojaba de manera explosiva, ahora lo hago pero solo con mi familia, no en la pega jajaja… es que trabajo con puros hombres entonces siempre he sentido que tengo que gritarles para que me hagan caso jajaja… pero ahora no pesco y me muerdo la lengua y también he aprendido a no decir cosas hirientes, pero de verdá las pienso aún 😀 jejeje… soy mala de adentro parece.
    Saludos Meg

    Me gusta

  2. No sé en que momento me pasó lo del enojo, supongo que fue antes porque en mi caso partió por mi mamá. Cuando ella se enojaba gritaba y decía cosas super hirientes y en algún momento me di cuenta que no quiero hacer daño gratuito y luego disculparme. Ahora simplemente me callo y me voy, a mi pareja eso lo enerva y también dice cosas hirientes por eso mismo prefiero no responder, me retiro y mejor conversamos cuando estamos más calmados. En todo caso cuando me enfurezco se me suben los colores, se me transforma la cara y me pongo tartamuda de furia, todo el mundo lo nota y huyen, pero es algo que me sale de adentro y no lo puedo cambiar.
    Es increíble como la edad nos hace conscientes de tantas cosas…ayyy, esto de madurar que fuerte que es.

    Me gusta

    1. Sii Jess te entiendo harto. A mi me pasó lo contrario, mi pareja es supeeer calmado, tranquilo, conciliador yo era la enojona/furiosa y claro siempre terminaba haciendole daño cuando me enojaba así que gracias a el aprendí harto, con mi mamá pasó lo mismo el es gritona por todo saca todo su enojo y los demás quedamos mal así que aprendí que no quiero ser como ella (en ese sentido) jaja y le dije no quiero ser como tu de enojona jaja

      Me gusta

  3. Parece que éramos todas polvoritas arrepentidas jajajajjaja, osea, maduras mejor dicho, ejem.
    Yo igual dejaba la cagá donde fuera y me daba lo mismo, igual después me sentía un poco pésimo porque todo el mundo critica que cooomo tan escandaloosa y bla.
    Ahora pienso que no debí haberme arrepentido, era el ímpetu de la juventud y qué tanto, gracias a eso no me dejé pasar a llevar en varias ocasiones.
    Ahora obvio que decanté mis actitudes y ya no ando gritoneando por la vida, como que sé cuando y cómo, y hay cosas que derechamente ya no me importan tanto como para enojarme.

    Me gusta

    1. jajajaj si éramos polvoritas arrepentidas deberíamos hacer un club jajajaja.
      Es cierto eso, es bueno haber sido así para no dejarse pasar a llevar, la verdad que en pegas nunca fue tanto era más con los hombres o amigas onda con gente que tenía la confianza de ser así. Paaabres de ellos jajaj

      Me gusta

  4. Recuerdo mi adolescencia, donde decía todo lo que se me venía a la cabeza… nanai…que tiempos aquellos xD!
    También soy hija única, pero de las que tiene baja autoestima y cero confianza. Mi madre, con su mejor voluntad, me crió super estrictamente, para que le fuera a salir una niñita caprichosa y mandona, y bueno… fue un poco mucho xD! En todo caso todo su espartanismo no pudo borrar mi carácter fuerte, así que pasaron muchos años antes de comprender que quedarse callada es una opción legítima y que es mejor elegir las batallas que peleamos en vez de andar sembrando el pánico gratuitamente.
    Lo de los silencios incómodos me pasa seguido y encuentro complejo manejarlos.
    Un beso Meg!

    Me gusta

    1. Si, es complejo manejarlos, si estoy con alguien que conocí hace poco y no hay mucha conexión nada que hacer, me quedo callada o hablo cosas que quiero no que necesito hablar para salir del silencio incómodo o hago preguntas como ¿a que te dedicas? jajajaj
      Te entiendo en el sentido de ser hija única y lo que dices es totalmente cierto es mejor elegir batallas que pelearnos por todo!

      Me gusta

  5. Linda me siento tan identificada, sobretodo con lo de la frustración! yo aún no lo manejo bien y si, hay veces que estoy tan frustrada que lloro amargamente encerrada en el baño, a gritos ahogados con la toalla =/…..pero estamos trabajando para usted jajajajajaj… la rabia no tanto porque yo soy bien pacifica, asi que cuando me da rabia algo así mal me dejo explotar no má….
    te felicito por este post. Se nota que reconoces tus errores y eso te hace tan grande! =D te quiero!

    Me gusta

    1. Lindapechocha yo también te quiero!
      Que pena lo de la frustración, sobre todo la forma en que te da, pero doy fe de que estás trabajando en ello! A mi me da en forma de amurramiento, onda brazos cruzados ganas de ná y chao jajajaja, pero ya no es tan así, ahora pongo cara de poker un rato mientras me analizo y cuando termino sonrío! jaja

      Me gusta

  6. Qué lindas tus reflexiones!
    Qué cierto eso de los silencios, hay veces en que es mejor no decir nada y sólo pensar, hay veces en que de verdad uno “gasta saliva” diciendo puras tonteras y es puro temor a estar con una misma, qué rico poder superar eso.
    Ahhhh, los enojos, yo no grito, pero se me nota en la cara que quiero matar a alguien y he aprendido eso, distinguir entre las cosas en las que vale la pena enojarse y otras que mejor dejar pasar por ahora, elegir bien las batallas como dice Churchill. Es difícil crecer!

    Me gusta

    1. Ay si difícil, pero satisfactorio a la vez, por que uno mira para atrás y se siente orgullosa de sus avances!
      Es cierto eso de los silencios, antes hablaba taaaanto por todo jaja ahora aprendí a quedarme callada cuando no quiero hablar no más, o no dar mi opinión siempre ya que no es necesario, mejor dejar las cosas para uno.

      Me gusta

  7. A mi pololo le pasa harto eso de frustrarse mucho cuando no le resulta algo, yo trato de decirle que todo pasa por algo y que mejor buscar otras opciones porque igual como que la frustración es re dificil de manejar, me alegro que lo hayas hecho 😀 y pucha, a mí igual me pasó que tuve que cambiar esos ataques de ira y rabia máxima por una poker face porque al final a la gente le da más risa que susto jaja ahora imparto miedo con mi cara de enojo poker face. Lo de los silencios sí, igual me cuesta dejarlos porque soy mega loro pero hace rato que no me siento como “responsable” de ellos, menos mal! es una lata eso
    Besitos Meg, secos tus cambios 2.0, yo igual tuve que hacer un cambio de switch hace como un año por mí misma y no me arrepiento en lo absoluto, un abrazo :*

    Me gusta

  8. Que lindo que compartas esto de ti Meg, yo igual soy hija única y tengo problemas con la frustración pero nunca he sido así explosiva y de enojarme a cagar ni vomitar palabras, soy de las que se guarda las weás bien adentro y despues en la soledad explotan generalmente en forma de lágrimas de pena, rabia y frustración juntas haha Y estamos trabajando en eso, la idea de hablarse a una misma ayuda caleta y ahora trato de preocuparme por las cosas que debería y no por cualquier tontera haha Cariños linda!

    Me gusta

    1. Es muy importante lo que dices, sobre todo preocuparse por las cosas que realmente uno debe y valen la pena no por cualquier cosa! A mi también me cuesta, pero también estamos trabajando para usted jajajaj Cariños para ti también Mai! ❤

      Le gusta a 1 persona

  9. Muy buen post. Creo que son súper todas las actitudes dañinas que dejaste de lado. Me sentí identificada con lo de los momentos incómodos, porque me pasa lo mismo, siento que debería hacer o decir algo… pero menos mal he ido soltando esa responsabilidad 🙂

    Me gusta

  10. Muy bien Meg, las personas cambiamos con el tiempo y tu lo estás haciendo muy bien! Hay que conocerse para cambiar y mejorar 😉
    Yo tengo el tema con la frustración, estoy aprendiendo y hace como un mes se me prenció la ampolleta y reconocí que no es algo que debería afectarme tanto, así que desde ahí en adelante que lo estoy dejando ir, todavía me cuesta pero ya reconocí que era un problema 🙂

    Me gusta

    1. Eso es lo más importante, reconocer el problema, aceptarlo y luego cuando ataca verlo y conversar con uno misma, a mi me sirvió mucho así.
      El tema de la frustración es cuático! así que te entiendo harto makita!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s