Meg’s Memories: Hada Madrina

Image

Image

Ando onfaya creando nuevas secciones en el blog y tengo que aprovechar estos minutos creativos

Esta nueva sección quizá no siempre irá acompañado con una fotografía del momento exacto, pero si irá acompañado de mucha buena onda, risas y quizás llantos, depende de la historia.

“Meg’s Memories” se trata de contarles situaciones que he vivido las cuales me han marcado por distintos motivos, ya sea por que no paré de reír, porque no paré de llorar o porque algo de aquello me marco hasta el día de hoy.

En el premio Excellence había que mostrar una fotografía que a uno más le gustara, yo escogí esta donde salgo disfrazada de hada madrina y hay toda una historia atrás de esa foto, recuerdo poco porque solo tenía 5 años, pero hay algo que siempre he recordado.

En kinder nos dijeron que para finalizar el año debíamos ir disfrazados, no se porqué quise disfrazarme de hada madrina (y no de princesa), pero la cosa es que me conseguí un lindo vestido blanco, con un gorrito y una varita mágica en forma de estrella. Me encantaba tanto ese disfraz que estaba muy feliz ese día, además mi mamá me había prometido maquillarme para que me viera más linda, menos mal que solo me pintó con una sombra rosada y un brillo en los labios. En kinder estábamos separados de los mayores y como ese día todos lucíamos muy lindos, varios de octavo (especialmente niñas) nos fueron a ver y recuerdo que mi mamá me dijo “Tamy, no te ensucies y no prestes nada, especialmente tu varita porque a ti se te pierde todo y debemos devolver el disfraz”. Mi misión era esa, no perder la varita y no ensuciarme, pero cuando iba en kinder era muy tímida y cuando las niñas de octavo fueron a vernos todas me decían “Que linda tu varitaaaa” “¿puedo verla?” y me la quitaban y una de las niñas me dijo “¿me la prestas hasta el final de la clase?” y a mi me dio un infarto, no sabía que decir porque era muuuy tímida y ella iba en octavo, yo en kinder. No dije nada solo me quedé ahí y ella dio eso por un SI y me la quitó y se fue a su sala. Me quedé ahí como estatua y empecé a llorar.

Lloraba porque la niña me había quitado mi varita, porque mi mamá me había dicho que no la prestara y sobre todo porque no tuve el valor de decir que “no”. Recuerdo que estaba ahí toda nerviosa esperando que terminara su estúpida clase para que me la viniera a dejar, fueron horas eternas.

La niña salió y al rato me la devolvió me dijo “gracias, ahí te devuelvo la varita” se la recibí y no la solté más!!!!.

Son cosas súper ñoñas y pequeñas, pero cosas que me marcaron, en ese tiempo no tenía el valor para decir que “no” y esas cosas son las que hicieron que hoy diga lo que siento y cuando es no, lo digo sin problemas. Además aprendí a tener mucha más personalidad, cosa que se fue dando con el tiempo, no fue de un día para otro, pero sabía que debía afrontar esos pequeños desafíos de pequeña para no tener problemas de comunicación, de socialización  hoy en día.

Anuncios

40 comments

  1. Que lindaaaaa!!! una lección de vida! pobrecita la Meggui chica, debe hacer sido un momento re frustrante, más encima que tu mami te había advertido de no prestarla. Esas cosas que son pequeñeces pero nos marcan tanto, que loco!
    Que linda historia Meg… besos

    Me gusta

    1. Siii cierto? onda fue algo tan pequeño, pero recuerdo cada momento de ello y hasta como me sentía, mis miedos y todo!!
      Mi mamá debió haber sido bruja jaja (como todas las mamis)

      Me gusta

  2. Que linda!!! me encantó esta nueva sección!! super nostálgica y llena de cariño.
    De hecho yo ayer estuve hojeando álbumes antiguos para subir fotos “vintage”, me reí tanto hay algunas muy ridículas. Pero prometo no copiarte la sección jajaja, estábamos sincronizadas.
    Oye y la cabra patúa esa, me imagino tu frustración, poobre. Menos mal te la devolvió.

    Me gusta

    1. Estamos totalmente conectaaadasss chiquillaaa!. No te preocupes esta sección son historias random que pueden ser tristes alegres, con fotos sin fotos así que no se parecen las secciones estamos autorizadas a hacerlas jajajaj (nos autoautorizamos) palabra pa inventada po!

      Me gusta

  3. ay que pena, pobre Meg, pero que bueno que cosas como estas te hayan ayudado a tener más personalidad, me pasaba algo similar con mi timidez.
    Saludos Meg, muy linda tu historia.

    Me gusta

  4. Que bonito recuerdo, más que nada porque te permitió darte cuenta que hay que decir no aunque cueste, pero pucha que es terrible esa sensación de impotencia especialmente en la infancia que es una etapa tan vulnerable.
    ¿y la devolvió o se hizo la lesa? ¿o no lo recuerdas? pucha ojalá que no te hayan retado en tu casa.

    Me gusta

  5. Si lo recuerdas hasta ahora y te sirva a la hora de decir no siento que el mal rato valió totalmente la pena. Pero entiendo tu desesperación esperando porque cuando uno es niño de veras cree que es gravísimo perder algo así, que nos van a retar y nunca nos van a perdonar poco menos!

    Me gusta

  6. ajajajajajajaaj que miedo!!! yo tb me hiubiera querido matar weon! yo tb era tímida….me intimidaba decir lo que pienso….aún me cuesta decirlo la verdad jajajajajaj….soy super pollo para ene cosas que rabia!

    Quizás te gusta concederle los deseos a las personas y por eso eras una hada madrina…viste que a la niña grande le concediste el deseo de usar tu varita jajajajajaj

    Me gusta

  7. Qué bonita tu historia, me parece hermosa, aún cuando sufriste todos los malditos minutos de las malditas horas de clase esperando tu varita. Esos sufrimientos son tortuosos para la mente de un niño. Patúa la chiquilla de octavo, me revienta la gente así, no entiendo de dónde sacan las patitas.
    Felicitaciones por esa lección de resiliencia, la aprendiste desde muy pequeña. Genial. Te ves re linda con la sombra rosada y los brillos.
    Saludos Megara,
    :>

    Me gusta

    1. Hola Cata! A mi también me cae mal la gente así, de hecho prefería ser tímida que ser patuda.
      Es una buena lección, obviamente no la aprendí en ese mismo momento (demasiado pequeña para analizar todo esto jajaja) pero la vida y el tiempo va enseñando y hacer que uno recuerde estas pequeñas cosa!
      Que tengas unlindo día!

      Me gusta

  8. Te entiendo tantoooooooo! yo igual era extremadamente tímida, si me hubiera pasado eso, me hubiera sentido igual jajaj, pero bacán igual que la niña no era manilarga y no se llevo tu varita forever, muy linda sección Meg, un besote :*

    Me gusta

  9. aaaaaaaaaaaajajajajaja que ternuraaaaaaa
    me hiciste recordar cuando era chica, me pidieron prestados mis aros de oro para mostrarselos a la mamá (unos vecinos medios rancios de la casa donde vivimos hasta mis 4 años), me sacaron los aros y yo me quede esperando, no salieron mas, jajajaja, depsues mi mama me fue a buscar y le conte, parece que eran terrible de malos porque no hizo nada mas que llevarme a la casa, ajjajajajaja

    weona, ahora que lo pienso, podrian haberme secuestrado, jajajajajaja

    en fin, me encanto tu historia de disfraz, yo tambien me disfrace mucho de niña, ahora no tanto, salvo para cumpleaños ludicos… incluyendo mi cumple sorpresa donde me disfrace de monja, jajajajajajaja

    Me gusta

    1. De monjaaaa!!!! jajajajaj
      Oye en todo caso te podrían haber secuestrado y tu pasando los aros jajajaja cabra loca!!
      Pero uno cuando es pequeña es inocente paloma, no siente maldad en su corazón ni menos piensa en la maldad de los demás!

      Me gusta

      1. hasta ahora soy inocente (mira al cielo como esas imagenes de la virgen)

        jajajajaja

        mi mamá me dejaba salir a jugar a la calle, jajajajajaja … quiza ahi me robo ella, y yo en verdad era de una familia adinerada, si, eso fue, ahra entiendo todo… conserve solo los gustos por las cosas caras, pero no el dinero, jajajawdbseblfkse

        Me gusta

  10. Que nanai la historia. Yo me acuerdo de mi pocas cosas de cuando era chico pero es increíble como un evento así te puede marcar xD te veías muy tierna, yo no te habría quitado la varita xd

    Me gusta

  11. Ahhh que ternura tu foto de hada madrina ❤ y que pesada la niña de octavo :/ a pesar de eso los recuerdos de la niñez son los mejores, menos mal que te devolvió la varita la niña!!
    Cariños Meg!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s