Cuento: Me rompieron el corazón

28dc542187ebeb629d34c1cc1d08d2fe

A mis 15 años todo se ve complicado, tengo una madre ultra protectora, la cual no entiendo y espero algún día entenderla, no le guste que salga hasta tan tarde porque siempre tiene miedo de que me pase algo, no la entiendo, soy una persona buena, nunca haría algo malo, aunque por un lado aveces no hace falta que me diga que lo hace para que no este tanto rato a solas con mi pololo, solo tengo 15 años y comprendo que tiene miedo que quede embarazada a temprana edad, pero ¿acaso cree que me acuesto con cualquiera?, jamás lo haría con nadie si yo no quiero, asumo que me cuesta decir que no, hay cosas que por miedo les digo que si, pero este no sería el caso… supongo.

Tres meses de relación, el primer mes fue a escondidas, en eje (encuentro de jóvenes en el espíritu) no dejaban que los “nuevos” se emparejaran con los “nuevos” ni con los “antiguos”. Él era de los antiguos y yo era de las nuevas, viví eje con mi pololo de ese tiempo, recuerdo que ese día fui muy feliz, me hizo más feliz aún vivir una experiencia tan linda con el, por cosas de tiempo terminamos y aunque nos llevábamos bien, sabía que si se enteraba de mi nueva relación no estaría feliz.

Empezamos a andar a escondidas por eso y porque si nos pillaban nos tendríamos que ir de la parroquia por varios meses y aunque no seguimos las reglas ninguno quería irse, los dos necesitábamos esas sesiones de alegría y de aprendizaje del alma.

Nos veíamos en plazas, en casas de amigos o me iba a visitar a mi casa, esos meses fueron geniales, habían momentos en que solo me quedaba sentada mirándolo y pensaba que jamás me había sentido tan feliz con un hombre a mi lado, aunque solo tenía 15 años sentía que el sería el hombre de mi vida. El era rebelde y me gustaba que lo fuera, desordenaba mi estructurada vida y yo aceptaba que lo hiciera, lo necesitaba. Vivía en una burbuja, en mi burbuja feliz donde el lo era todo para mi.

Ese domingo fui a las reuniones como todos los domingos a las 17:00 hrs en punto, recuerdo que fui con mi mejor amiga, mi hermana. Entré a la sala y él no estaba, se suponía que nos encontraríamos allí, pero no me pareció raro, el es impuntual y podría haberse retrasado. Llegó, pero llegó siendo otro, era una sombra, con las manos en los bolsillos y cabeza gacha, algo le sucedía y yo podía olerlo, algo le pasaba conmigo con nuestra relación. Me acerqué a el de forma muy distante sin saber que preguntar ni que hacer, un “Hola” fue el inicio de nuestro fin, me abrazó solo eso, me abrazo y no me soltó, todos se fueron de la sala porque había terminado la reunión y el solo me abrazaba, no entendia nada.

¿Que sucede? Pregunte de forma muy tímida

Nada… – Fue su respuesta y fue todo lo que dijo

Yo sabía que algo pasaba, eso no era normal en el y para que estuviera tan callado y con cara de poker, era porque pasaba algo muy malo y tenía miedo de saber que era, tenía miedo de enterarme de lo que pasaba, tenía miedo de que mi hermosa burbuja se rompiera y me quedara sin nada.

Se sentó en una cuneta fuera de la iglesia, camine con miedo hacia el, lo abracé solo hice eso abrazarlo.

Tu no me mereces – Fue lo que rompió nuestro silencio y de paso mi corazón

¿Como no te voy a merecer?, ¿Por qué dices eso? – Le pregunte tratando de mantener la calma

Por que si… – Se agacho con ganas de llorar y lloró

Mi miedo creció de manera tan grande que mi desesperación no la pude seguir controlando

No logro recordar que fue exactamente lo que me dijo después, dicen que el cerebro bloquea situaciones en donde uno siente un gran dolor y creo que así fue porque solo recuerdo que me dio a entender que no podíamos seguir juntos, nunca se mencionó la palabra “terminar”, pero recuerdo que si lo hicimos, recuerdo haberle dicho que no entendía porque me hacia esto justo ahora que me estaba enamorando de el…

Corrí, solo eso hice, cruce la calle como loca sin mirar si venían autos y solo corrí, sentí que atrás mio venían mis amigas, pero jamás me alcanzaron, solo quería estar en mi habitación sola, quería pensar, necesitaba entender que estaba pasando, hace tres horas atrás era inmensamente feliz con el y ahora no paraba de llorar. Mientras corría lo único que recordaba era lo feliz que había sido con el, no quería terminar, necesitaba hablar con el, pero sabía que en ese momento no podía… No debía.

Una semana completa sin saber de el, ayer nos juntamos a conversar, durante esta semana pensé en todas las posibles situaciones para entender porque “yo no lo merecía”, la única teoría que se me pasaba por la cabeza era que me había engañado y si de verdad lo había hecho jamás lo perdonaría y así fue, me había engañado, pero no con una mujer si no con diez mujeres y con una se había acostado ¿Se puede sentir mas dolor? Cuando me dijo eso fue lo primero que pensé, en mi mente ni si quiera cabía esa opción, jamás pensé que podría haber tomado tan mala decisión de haber estado con el, lo único que me hacía feliz es que jamás le dije que si, jamás paso nada más allá y que era algo de lo cual me hubiese arrepentido aún más.

Ese día me rompieron el corazón, no sabía lo que significaba que te rompieran el corazón, pensaba que era solo sentir dolor, pero no, es una mezcla de sentimientos, es dolor con decepción con desilusión y asco, todo junto bien revuelto.

Esta sección “cuentos” se trata de relatos de fantasía que divagan en mi mente y las estampo en un papel para luego publicarlas en el blog. Situaciones que veo en la calle, conversaciones con gente que me llevan a historias las cuales me apetece inventarles un principio y un final.

Anuncios

9 comments

  1. =( Bella, de amor uno cree que muere….pero te lo rejuro, NO TE MUERES! este hombre dejo en ti lecciones, claramente el se veía arrepentido, no digo que es para perdonarlo, sino que al menos el muy descriteriado siente algo de culpa y espero que lo haga pensar y reflexionar al respecto.
    Usted, llore lo que quiera y luego arriba, pecho de paloma, camine erguida y bella, porque no has hecho nada malo, salvo amarlo y eso no es malo. Tu corazón se curará y quizás más rápido de lo que crees….
    fuerza guerrera!

    Me gusta

    1. Esta historia tiene un poco de ficcion y de verdad, lo bueno es que paso hace muuuuchos años y hoy en dia las cosas son muy diferentes. Encontre a un hombre encantador que jamas me haria este tipo de cosas y ese tipo me dejo una gran leccion y el posee ese karma hasta el dia de hoy poeque las veces que lo he visto me pide perdon jajajaa

      Le gusta a 1 persona

      1. Si, de repende me da por recordar cosas de la visa y mezclarlas con las fantasias de mi mente y creo cuentos como este.
        Lo que si querida es que tus consejos son siempre bien recibidos !!! Y asi ed el que la hace la paga de una u otra forma

        Me gusta

  2. chemimare, yo le pateo las bolas, jajajaja no, no se… creo que nunca me han hecho eso, o nunca me he enterado, pero mmmm, no quiero sufrirrrrrr

    me da miedo

    miedo miedo miedo

    weona cobarde, jajajajajaa, lo sé

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s