Hacer el bien sin mirar a quién

258dc47e038d9782700519e683291918
Hoy día estuve reflexionando sobre esto, no se porqué, solo sé que lo pensé y me cuestioné muchas cosas. Es normal que no todo el mundo te caiga bien, de hecho es normal que haya gente que te caiga demasiado mal (muy muy mal) quizás aveces solo de presencia, otras porque conocemos a las personas y nos damos cuenta que ciertas actitudes no las compartimos mucho, pero ¿quienes somos nosotros para juzgar a los demás? fue la primera pregunta que me hice. Si una persona me cae mal, es mi problema que me caiga mal, no es de la otra persona, es imposible agradarle a todo el mundo (y cansador) si es que tratas de hacerlo, porque llega un momento en que realmente quieres ser tú, decir lo que dirías tu y hacer lo que harías tú aunque a otras personas les caiga mal.

Hacer el bien a los demás se refiere a ayudar a gente a toda la gente, aunque nosotros pensemos que no se lo merecen, porque es muy típico en nosotros decir “por qué si ella no se lo merece” ¿quien somos nosotros para saber si alguien se merece o no algo? ¿Dios? no, no somos Dios y jamás lo seremos. Hacer el bien sin pensar en como han actuado esas personas con nosotros muestra una gran fortaleza interna, una gran madurez de nuestra parte y también nos muestra muy sabios.
Yo creo mucho en el karma, ese “algo” que hace que paguemos por actos que se podrían llamar “malos actos”, hay veces que al karma es instantáneo y otras que demora en llegar, por eso mi lema siempre es “haz el bien sin mirar a quien”, si puedo hacerlo soy bondadosa con la gente, le hago favores aunque muchas veces por dentro he dicho “ojala tu hicieras lo mismo” pero no importa, lo hago, trato de ser amable con gente que muchas veces no ha sido muy amable conmigo y no se trata de ser cínica, porque muchas veces me lo he cuestionado, si es que todo eso de hacer el bien aunque las personas te caigan mal será cinismo, pero después de reflexionar me doy cuenta que no se trata de eso, se trata de generar un buen ambiente en mi vida, si ando en paz con los demás y entregando cosas positivas en mi vida se me devuelven cosas positivas.
Las energías se sienten y se devuelven y siempre trato de andar repartiendo alegría y energías positivas y así mi vida se llena de lo mismo y a la vez la vida de una forma mágica (karma) me devuelve de una u otra manera todo aquello que he entregado.
Por eso mi consejo de hoy es hacer el bien sin importar quien sea, no cuesta nada ceder el asiento en el metro a una mujer embarazada a un ancianito, no cuesta nada ayudar a una persona perdida en la calle a encontrar su destino, no cuesta nada escuchar a personas que tengan una religión distinta a la tuya y compartir ideales, no cuesta nada soportar a tu jefe y sonreirle cuando el solo entregue amargura, no cuesta nada separar las cosas del trabajo y llegar a casa con ánimo y regalonear con tu mascota y prestarle atención, no cuesta nada llamar a tu pareja para darle los buenos días o las buenas noches.
Son cosas mínimas, pero que no hacemos a diario, comencemos a hacer cosas sin pensar si la otra persona se lo merece o no, hagamos las cosas porque eso nos llena y nos hace sentirnos bien.
Si quieres recibir actualizaciones del blog, haz click arriba donde dice “Seguir el blog por Email :)” y también puedes seguirnos mediante Facebook
Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s